Dark Souls 3 soundtrack: Prepare to Shiver

La serie de Dark Souls es una obra maestra, nadie puede negarlo. Revolucionó por completo el mundo de los videojuegos; basándose únicamente en un sólo aspecto: la dificultad. A través de la filosofía de “entre más complicado el reto, más satisfactoria es la victoria”, creó un género completamente nuevo y exitoso. Además, no se limitó a aplicar esta filosofía únicamente al gameplay, pues la tomó y la adaptó a su historia, su arte y a su música. Dark Souls 3 continuó con la tradición con la determinación de convertirse en el cierre digno de una franquicia inmortal.

Una gran parte de lo que hace a esta última entrega de la serie inolvidable, es su soundtrack. Algo que nunca noté, sino hasta hace muy poco, fue su sonido peculiar porque la mayor parte del juego es completamente silencioso. Por supuesto, existen los sonidos de los enemigos y tus armas, el fondo ambiental de lo que te rodea, las voces de las pocas personas que encuentras; pero la música está reservada a los encuentros más difíciles del juego. Y es, a partes iguales, un alivio y una pena, pues sus canciones son de las mejores que jamás se hayan compuesto en la industria, y es precisamente esta escasez de ellas lo que las hace tan especiales. Cada encuentro es único, no sólo por su dificultad, sus hermosas y mortales danzas, su arte magnífico y sus poderosos e imponentes contrincantes; sino también por los grandiosos sonidos que llenan los oídos e inspiran el alma.

Mi lenguaje rimbombante y grandilocuente no es de gratis, pues estoy escribiendo esto escuchando el soundtrack. Son las cuerdas, los coros, las percusiones quienes me llevan y me obligan a elogiarlas. Son decadentes, épicas y mortales, brutales y reconfortantes; tanto como la historia y los personajes que glorifican. Todo el soundtrack vale la pena, pero hay cinco canciones en especial a las que soy más afecto. Tal vez en parte por los recuerdos de batalla o posiblemente porque soy un completo fanboy de Dark Souls. Pero en el fondo sé, tan bien como cualquier otro individuo que las haya escuchado, que son piezas musicales que van aún más allá de lo perfecto. Estas son mis piezas favoritas del soundtrack de Dark Souls 3.

Nameless King

Dark-Souls-3-FromSoftware-mùsica-ost- soundtrack-Amisit-Music

La pelea contra el primogénito del dios Gwynn es ampliamente considerada una de las peleas más difíciles de todo el título; y lo acompaña una pieza musical digna del encuentro. Mucho más aguda y vibrante que otras canciones del soundtrack, la canción del dios desterrado refleja perfectamente el área en la que se desarrolla (Archdragon Peak), la alianza del primogénito con los dragones y su habilidad para controlar el rayo y la tormenta. Como un intenso e indomable huracán, esta canción acelera el ritmo del corazón de cualquiera que la escucha; algo indispensable para triunfar en contra de la habilidad deífica de este ser para la guerra. Un sólo error y una sola distracción podrían significar una dolorosa muerte, y esta canción es la mejor para transmitir ese sentimiento de todo el soundtrack.

The Crystal Sage

Dark-Souls-3-FromSoftware-mùsica-ost- soundtrack-Amisit-Music

Aunque no es un jefe terriblemente elaborado, el encuentro con esta bruja (y la pelea posterior con su hermana más adelante en el juego) siempre me transmitió un sentimiento de intranquilidad. Y es que eso representa esta canción: existe algo profundamente malo en su magia, algo terrible encierra el trabajo que realiza, recluida y apartada de casi cualquier forma de vida, en lo profundo del bosque. Tal vez la magia que Big Hat Logan le enseñó ha sido corrompida por la influencia de la Legión, tal vez la hechicera se encuentra en el borde de la demencia como todos a su alrededor, incluso es posible que el bosque y la catedral cercanas finalmente hayan tenido un efecto en su percepción del mundo. Sea lo que sea, los poderes de esta bruja son mucho más funestos y extraños de lo que parecen a simple vista, y la canción no deja de recordarlo una y otra vez.

The Dragonslayer Armor

Dark-Souls-3-FromSoftware-mùsica-ost- soundtrack-Amisit-Music

Una de las piezas más épicas, para una de las peleas más épicas. El jugador, un fracaso de una era pasada, obligado por el destino a luchar y cazar seres de inmenso y terrible poder; en contra de esta armadura, que otra perteneciera a un talentoso y hábil guerrero, ahora controlada por una extraña mariposa de la muerte para frenar el paso a cualquiera que desee subir a la parte superior del Castillo de Lothric. No sólo es una canción épica que transmite sentimientos de fuerza, de destino, de valentía, de habilidad; sino que sus compases más profundos y extensos son los que cantan una oda a la ironía de todo el enfrentamiento. Sólo son dos marionetas bailando para sus maestros, sin control sobre sus destinos. Guiadas por seres superiores con motivos ocultos y extraños, que deben enfrentarse, por la eternidad, para defender algo por lo que ninguno siente afecto, ni deseo, ni desesperación. Dos títeres en un escenario apocalíptico.

Lorian, Elder Prince & Lothric, Younger Prince

Dark-Souls-3-FromSoftware-mùsica-ost- soundtrack-Amisit-Music

Puede que esta pelea esté tan alto en la lista única y exclusivamente porque esta fue de las pocas peleas que hice completamente solo la primera vez que completé el juego. Es una pieza épica, más adecuada para una opera que para un videojuego, que cuenta, con sus acordes y sus coros, la historia de dos jóvenes príncipes que decidieron esperar, en la parte más alta de su reino, a que el mundo colapsara. Y la historia, también, del simple mortal que llegó a retarlos. Mucho menos poderosa y épica que otras canciones de encuentros más “pequeños” del título; es más bien una oda a la triste historia de los herederos del reino de Lothric, quienes lucharon hasta el final por una causa que nunca llegó a completarse. Dos individuos de la realeza, azotados por la desgracia, la tragedia y el destino, que murieron defendiendo un ideal imposible de realizar; pues lucharon contra un ciclo mucho más grande de lo que ninguno de los dos, incluso juntos, fueron.

The Abyss Watchers

Dark-Souls-3-FromSoftware-mùsica-ost- soundtrack-Amisit-Music

Si hablamos de tristeza, hay pocas canciones tan épicamente trágicas como esta. Esta es la primera pelea que luché verdaderamente solo, la primera vez en que me enfrenté a la brutalidad de Dark Souls 3 en toda su gloria. La primera vez que sufrí la derrota diez, cien, mil veces; a manos de un grupo de guerreros atascados por la eternidad en una lucha en contra de la corrupción que nació desde lo más profundo de su ser. Es un enfrentamiento, no en contra de la Legión y sus más habilidosos guerreros, sino en contra de el concepto mismo de Dark Souls: ningún otro jefe demuestra mejor que The Abyss Watchers el eterno ciclo de morir, regresar a la vida y volver a luchar hasta la victoria; una victoria que nunca llegará. Si la trayectoria del jugador es trágica por la cantidad de veces que cae frente a enemigos mucho más fuertes y poderosos que él, este ejército tiene una historia infinitamente más triste. Al final, nosotros completamos nuestro cometido, tarde o temprano. Estos guerreros no. Sólo quedan sus cuerpos, la sangre del lobo seca, y su flama extinta.

Escucha el soundtrack de Dark Souls 3 completo en Youtube

Año: 2016
Estudio: FromSoftware
Tipo de Contenido: OST
Plataformas: PC, PS4, Xbox One
https://www.darksouls3.com/

Post Author: Kelma Tal Qamar

Periodista de profesión, novelista por vocación, gamer por pasión. Hijo de los RTS y los MMORPG’s, acostumbro tomarme las cosas con calma y trabajar solo contra el mundo. Tank y support son mis especialidades. Soy Kelma, soy un gamer, y como ustedes y mis compañeros, soy Amissum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *