Hermosas memorias: 15 años de Xbox

Xbox/ Microsoft

No recuerdo bien cuando mi consola Xbox: aquella enorme, pesada, negra con un circulo verde y controles exagerados que me encantaba presionar el logo de plástico suave que tenía en medio de las dos palancas, llegó a mis manos; pero lo que sí recuerdo es que probé aventuras que pocos recuerdan, que pocos conocen, pero que están en mi memoria como si los hubiera jugado ayer.

En esta consola probé una infinidad de títulos, ya sea porque me los regalaban, prestaban o porque (favor de abstenerse de leer esta parte) mi consola estaba chipeada. Ok, lo reconozco, fue la primera y última vez que lo hice; en ese momento fue magia pura, era la adolecente más feliz del mundo (además de que tenía el Game Cube, mi consola favorita de Nintendo), ya que iba todos los lunes con el señor del mercado —que se volvió mi amigo de videojuegos— a comprar y comprar y comprar como si no hubiera un mañana, como si ese día tuviera que comprar todos los títulos del universo porque al día siguiente el mundo dejaría de existir. No miento, llegaba a casa con tres títulos nuevos y de diferentes géneros y no había poder humano —ni escolar—que me detuviera.

Sabemos de sobra que Halo fue el que abrió esta consola, la saga que ahora es un ícono para la marca y que cuando vi la pantalla de inicio, escuché el OST magnífico y pasé horas jugando un género que no me gustaba para nada, que no conocía y que para mí era todo un universo nuevo, se volvió de inmediato uno de mis shooters favoritos hasta su tercer título —lo que pasó después ya es otra historia—. Pero Halo no fue el único que me abrió los ojos, estaba acostumbrada a Nintendo —y no lo menosprecio, los juegos de Nintendo son una joya en mi estantería—pero no tenía el conocimiento de otros géneros, de otras aventuras que el Xbox me ofreció cuando lo conocí, que gracias a esa consola tuve el placer, la dicha, el honor de descubrir.

Halo / Xbox/ Microsoft

Títulos hay muchos y Dead or Alive, Prince of Persia, Obscure, que ahora tengo la fortuna de poderlo jugar gracias a Steam; Darkwatch, Sphinx, Project Gotham Racing y mi favorito de carreras: el Burnout, ¡Silent Hill! ¡Gracias a la Xbox conocí esta bellísima saga!,  el GTA San Andreas, a pesar de que no me gusta el género, y un juego cuyo título no recuerdo y del que no he encontrado nada. Sólo sé que era sumamente bizarro en donde tenías que realizar varias misiones raras o salvar a la damisela en peligro mientras una cámara cinematográfica te seguía y tú eras el héroe de la película. Raro pero gracioso y si alguien sabe de cuál hablo, agradecería infinitamente que me proporcionaran el nombre.

Claro está, el Xbox me brindó títulos que ahora son mis favoritos como Ninja Gaiden, mi saga favorita de Hack & Slash, título que me sacó canas verdes y que me obligaba a tirar el control por odiar a los jefes finales, pero que me puso a prueba para terminarlo y sentir ese gozo cuando terminas un juego que era sumamente difícil para ti.

Fatal Frame, de esa saga no hay palabras, simplemente me fascinan, me encantan; recuerdo que mi amigo el vendedor me dijo de manera animada “¡mira lo nuevo que me llegó!” y tenía el paquete de los dos Fatal Frame (incrustar sonido de apertura de cofre de Zelda).  No la pensé dos veces, sin él no hubiera conocido esa joya entre los juegos de terror que me causó pesadillas y que no podía jugarlos sola.

Xbox/ Microsoft

Y claro, de mis favoritos por siempre, Fable, por el que lloré cuando cerraron la compañía, una experiencia nueva, única, divertida y fresca, no existe comparación alguna. Una obra de arte

El Xbox clásico me brindó muchas emociones y aventuras, pero la magia no duró mucho ya que después salió el 360 y, para poderlo comprar, tuvimos que vender el Xbox clásico, acción de la que me arrepiento como no tienen idea, mis juegos, mi vida ahí se la llevó otra persona y no he podido conseguir la consola otra vez junto con todo el repertorio que tenía.

Aun así le agradezco infinitamente por todas las maravillas que me mostró, por ampliar mi repertorio de juegos, de aventuras y de historias. Xbox me brindó momentos que no se repiten, como cuando encuentras un billete de $500 en la calle y no hay nadie que lo reclame o cuando pides tu postre favorito y te das cuenta de que era el último, así, solito, esperando a ser comido por ti.

Ese tipo de experiencias y sensaciones me brindó el Xbox. Felicidades por estos 15 años.

Año: 2001
Desarrolladores: Microsoft
http://www.xbox.com/es-MX/

Post Author: Rosée

Creativa, Novelista, Poeta, Amante de la Lectura, de la Escritura, de Japón. Gamer de nacimiento y Gamer por pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *