Looney Tunes B-Ball

Una de las grandes maravillas de crecer en los 90’s era la enorme cantidad de caricaturas que había en la televisión y sin duda alguna, los Looney Tunes jugaron un papel importante en mi infancia; en aquel tiempo había cosas como Taz-Manía o Las Aventuras de Silvestre y Piolín: divertidos spin-offs (proyecto nacido como extensión de otro anterior) que solamente ayudaban a reafirmar el dominio de la franquicia de WB en la pantalla chica.

Looney, Tunes, B-Ball, super, nes, sunsoft

Los Looney Tunes estaban en todas partes y era muy difícil en aquel entonces que no te toparas con algún producto de ellos, eso incluía videojuegos: podríamos hablar de Daffy Duck: The Marvin Missions o ACME Animation Factory o Speedy Gonzales: Los Gatos Bandidos, pero el juego de los Looney Tunes que realmente marcó mi infancia (por lo menos durante ésa década) fue Looney Tunes B-Ball.

El título salió en 1995 para el Super NES, desarrollado por la ahora difunta Sculptured Software, en un momento histórico en el cual no había juegos de Basketball con Michael Jordan lo que provocó en mí un rechazo total al género, pero hubo algo en B-Ball que me gustó, probablemente porque sentía que era un juego más alienable a mi generación.

Looney, Tunes, B-Ball, super, nes, sunsoft

Además de divertido podía utilizar a mis personajes favoritos de la televisión, algo que para un servidor resultaba totalmente fantástico. B-Ball junto a Space Jam fueron los grandes detonantes  en mi vida para que me decidiera por aprender a jugar baloncesto desde que era niño, un deporte con el que me sentí muy a gusto desde el primer momento y que no solté hasta terminar la preparatoria.

Hay que mencionar que Looney Tunes B-Ball es un título de Basketball bastante surrealista claramente inspirado por cosas como NBA Jam. Se jugaba en formato de 2 vs. 2 y teníamos una variedad de personajes de la casa animada a elegir, como Bugs Bunny, Silvestre, Taz, El Pato Lucas, Sam Bigotes, Marvin El Marciano, Elmer y El Coyote; de hecho, fue uno de los juegos de Super Nintendo en el que se podía jugar con cuatro jugadores simultáneamente, utilizando un periférico para la consola conocido como el Super Multitap, que básicamente era una base de plástico que permitía conectar cuatro controles de SNES, hay por lo menos unos 50 títulos que son compatibles con éste aditamento.

Looney, Tunes, B-Ball, super, nes, sunsoft, cada uno con su propio movimiento especial además de tiros de larga distancia (de 3 puntos), campos de fuerza y hasta pasteles para lanzarle al oponente.

Con cada encuentro el título se vuelve más y más divertido ofreciendo situaciones y momentos inesperados en los que el característico humor de los Looney Tunes envuelve al juego en una experiencia extraña y única. No es un juego que se tome tan en serio y sin embargo puede llegar a ser complicado al momento de jugar contra la CPU.

Creo que los juegos más importantes de la historia son los que te llegan a inspirar en la vida real y sin duda alguna Looney Tunes B-Ball me ayudó a descubrir un deporte que me hizo muy feliz durante una gran parte de mi niñez y toda mi adolescencia.

Looney, Tunes, B-Ball, super, nes, sunsoft

Año: 1995
Estudio: Sunsoft
Plataformas: Super Nintendo
Género: Deportes

Post Author: Spideybot

Ingeniero en Sistemas, estuve involucrado en varios proyectos interesantes como Terubi, Velvet Room y más recientemente The 20XX, en esta nueva aventura con Amisit Level espero seguir aportando con críticas y artículos de calidad sobre videojuegos. Mega fanático de los X-Men, amo leer a Lovecraft, odio a los que usan a Genji y sigo tratando de entender el final de Evangelion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *