Preparándome para Overwatch, Comic-Style

Overwatch / Blizzard

A quien me conozca sabrá que tengo varias debilidades. Una de ellas es, por supuesto, los videojuegos. La siguiente es Blizzard: básicamente todo lo que ellos creen y saquen a la venta lo consumiré como si fuera la octava maravilla del planeta. Y también están los cómics, de los que no soy lo que se podría decir un GRAN fan (no hay casi ninguno en mi casa, y más de la mitad de esos son de mi hermana) pero que me gusta leerlos ocasionalmente.

Ahora, si juntas esas tres, tenemos algo así como el equivalente digital a un panquecillo de chocolate: me provoca un deseo irracional, hace que la boca se me haga agua y debo ponerle mis manos encima ASAP (as soon as possible / lo antes posible). Así que, cuando me enteré que Blizzard, como parte de su campaña publicitaria previa a la salida de su TF2-like FPS multijugador Overwatch, estaba sacando cómics con sus personajes como protagonistas, tenía que leerlos.

And hence, here we are: reading about McCree and Reinhardt.

The Cowboy

Overwatch / Blizzard

Uno de los aspectos que más me gustan de Overwatch y en general de su historia (la poca que he podido investigar, anyways) es que muchos personajes del juego son héroes, pero no carece de su roster de antagonistas y antihéroes. Justamente en esta última categoría entra McCree, el cazarrecompensas salido directamente de los westerns estilo Clint Eastwood. Hell, the guy could be Eastwood himself.

En su cómic, McCree se muestra como lo que es: un antiguo héroe catalogado como criminal, que sólo quiere realizar un viaje a Houston en paz pero que logra que los problemas lleguen directamente a él. Y, aun cuando quiera disimular que se abre paso a punta de revólver sólo para salvar su pellejo, él sabe que en el fondo lo hace para salvar a la gente del tren en el que viajaba como polizón.

Es una historia cómica y sangrienta. Sin entrar en detalles, verán la vida de un hombre que quiere conciliar su instinto heroico con su nueva condición de desterrado y perseguido como todo buen antihéroe lo haría: con una ola de violencia vigilante, disfrazada de puro egoísmo.

The Paladin

Overwatch / Blizzard

Reinhardt es un monstruo completamente distinto. Un guerrero cuasi santo, de una época de glorias pasadas que recorre el mundo buscando un propósito. Tras la caída de Overwatch, el viejo combatiente sólo vaga de lugar a lugar, una verdadera reliquia del pasado. Por ello es interesante ver cómo un grupo de ladrones y saqueadores lo golpean y lo dejan reducido a una miseria de hombre, burlándose de su fragilidad.

Fragilidad que no dura mucho, naturalmente. Reinhardt vuelve a mitad del comic a ejercer justicia contra los agresores, buscando liberar una ciudad del reino del terror e impunidad que han impuesto. Y lo hace cargando su vieja armadura, tan vieja y gastada como él. Que se mantiene en pie casi únicamente por fuerza de voluntad, al igual que su dueño. Y que al final, persevera.

Es una historia distinta a la de McCree, que hace énfasis en el poder de la bondad, la justicia y la fuerza que confieren los ideales irrompibles. Reinhardt es un héroe, que encuentra su complejidad en luchar contra un mundo para el que es demasiado anticuado, pero que aún lo necesita.

Año: 2016
Estudio: Blizzard Entertainment
Tipo de Contenido: Comic
Editorial: Blizzard/Activision
http://us.battle.net/es/

Post Author: Kelma Tal Qamar

Periodista de profesión, novelista por vocación, gamer por pasión. Hijo de los RTS y los MMORPG’s, acostumbro tomarme las cosas con calma y trabajar solo contra el mundo. Tank y support son mis especialidades. Soy Kelma, soy un gamer, y como ustedes y mis compañeros, soy Amissum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *