Satoru Iwata recuerdos de magia a un año de su partida.

Créditos a sus autores

El 11 de julio del 2015 la industria de los videojuegos estuvo de luto ante el anuncio del fallecimiento del director de Nintendo, Satoru Iwata.

Y hoy, después de un año lo recuerdo con todos aquellos títulos que marcaron mi infancia, que me otorgaron horas eternas de juego, magia y diversión y que aún ahora estimo demasiado o que se han convertido en mis títulos favoritos.

Sin duda Super Smash Bros es de los juegos que hoy por hoy puedo invitar a mis amigos y jugar como si no hubiera un mañana. Despotricar contra ellos y odiarlos desde 1999 en que muchos de nosotros tocamos el título por primera vez.

Metroid Prime se ha catalogado como uno de mis títulos favoritos de Nintendo y ¡cómo no! si conocer mundos nuevos, criaturas del espacio y armas de fuego y hielo eran todo y más de lo que la imaginación de una adolecente de 16 años podía desear. Todo estaba en ese título y le sigo entregando mis horas aunque ya lo haya acabado incontables veces al 100%.

Pokémon Stadium fue el primer juego que tuve de la franquicia —juego que me robaron y que jamás volví a ver— y junto a mis hermanos pasaba horas enteras jugando los mini juegos y aprendiendo poco a poco de los ataques y de qué tipo acababa con qué tipo. Tiempos aquellos en que Pokémon era la vida en una tarde de escuela con tarea sin hacer.

Créditos a sus autores

Super Mario Sunshine es sin duda mi juego favorito de Mario, ya sea por su OST que adoro hasta el cansancio, por sus escenarios divertidos, llenos de color y emoción o por sus personajes graciosos que adoraría ver una vez más en algún momento o en algún lugar. Perfecto para estas temporadas veraniegas.

Donkey Kong Country fue otro título que revolucionó mi amor por los videojuegos con el uso de rinocerontes, peces espada, ranas y unos changos divertidos que se la pasaban recolectando bananas. A mis siete años ese era mi mundo y mi visión en la vida, recoger la mayor cantidad de plátanos posibles. Pero cuando Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest para el SNES llegó a mis manos, los plátanos dejaron de ser importantes, las monedas, las letras KONG y salvar a Donkey del malvado Kaptain K. Rool era lo que más importaba en el mundo. Por supuesto que disfrutar y tararear cada segundo del maravilloso soundtrack que este juego aún me ofrece es la magia más grande que este título tiene dentro de sus paredes de plástico gris.

¡¿Qué puedo decir de mi juego favorito del Game Cube?! Eternal Darkness es el juego más traumático que jugué en mi adolecencia, ni siquiera el RE3 y Némesis pudo sembrarme tanto miedo como lo hizo Eternal Darkness, y además de inducirme a mi gusto por la literatura de terror como Poe y Lovecraft, hoy puedo ponerme de pie ante semejante juegazo.

Satoru Iwata / Nintendo

Y aunque me encantaría seguir describiendo los juegos uno por uno (y ya habrá oportunidad de hacerlo) no puedo cerrar mi nostalgia y mi agradecimiento a Iwata sin mencionar una de mis sagas favoritas: The Legend of Zelda. Paisajes, historia, música, batallas épicas, mundos mágicos, personajes entrañables…todo un mundo espectacular reunido en distintos nombres de un mismo título.

No se puede quedar atrás la tristeza de que Iwata no verá los nuevos títulos de todos los juegos en el que él trabajó por pasión pero no me cabe duda de que en cada paso, en cada nota musical, en cada pixel; Iwata reflejará aquello por lo que trabajó toda su vida, aquello donde nos brindó, nos brinda y nos brindará diversión para todos.

Post Author: Rosée

Creativa, Novelista, Poeta, Amante de la Lectura, de la Escritura, de Japón. Gamer de nacimiento y Gamer por pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *