Trine 2: Trollear con tus amigos en una aventura épica

Trine 2 / Frozenbite

Una de las pocas ventajas de ser un godín y trabajar es que tienes una entrada de ingresos fija. Por supuesto, en ningún momento me atrevería a decir que mi pequeño salario (que más bien es una ayuda económica) es suficiente para mantenerme, pero al menos sirve para poder permitirme mis gustos y costearme mi propio entretenimiento. Así que cuando dos de mis mejores compinches de videojuegos me dijeron que comprara un bundle por Steam, por primera vez acepté de inmediato.

Así fue como empezamos a jugar el trollfest que es Trine 2.

Ni Mozart querría ser mi Amadeus

Trine 2 / Frozenbite

Trine 2 en una especie de RPG de rompecabezas multijugador que, al contrario del primer Trine, puede ser tanto un couch party como en línea. Curiosamente, Trine 2 es un cooperativo que está planeado para ser jugado con hasta tres jugadores, cada uno controlando a alguno de los tres personajes principales: el guerrero, la arquera y el mago.

Cada uno tiene un rol más o menos específico: Pontius es un poderoso guerrero invaluable para las secciones de pelea que tiene el juego; Zoya es una ágil arquera que puede atacar a distancia y posee una serie de habilidades para moverse rápida y eficazmente por el nivel y Amadeus es un mago que puede conjurar y controlar objetos con la mente para apoyar a sus compañeros. Naturalmente, mis amigos me dejaron el rol de soporte y acabamos el juego mientras mi única función era dejar fuera de combate a los enemigos y servirles de pie de ladrón para resolver los acertijos sin peligro.

En la vida y en los videojuegos, nunca me ha gustado tener un papel protagónico, jamás me ha gustado ser la persona que está a la delantera y me limito a prestar ayuda o ser parte de un grupo mucho más grande; así que Amadeus parecía la opción adecuada para mí. Sin embargo, como cualquier persona que alguna vez ha jugado con un grupo de amigos trolls, es casi como pedir que se metan contigo. Y para ser un juego que recae tanto en la cooperación y el trabajo en equipo, Trine 2 es una mina de oro para molestar al prójimo.

Una serie de eventos desafortunados con mis amigos los graciosos

Trine 2 / Frozenbite

Para demostrar mi punto, compartiré tres historias. La primera sucedió casi al principio del juego, cuando aún estábamos averiguando cómo funcionaba todo. Uno de los primeros coleccionables que encontramos requería un salto coordinado en uno de los objetos que yo podía invocar. Objetos que, como descubrí 15 frustrantes minutos después, no podía levantar si alguien estaba encima de ellos. Mis amigos sólo disfrutaron verme frustrado mientras saltaban repetidamente sobre mis objetos, haciéndome creer que se trataba de un bug.

La segunda historia fue aún más humillante. En una sección del juego donde debíamos atravesar un campo lleno de trampas y enemigos que disparaban, usé mi magia para ayudarlos a pasar sin herirse, sólo para descubrir que yo era incapaz de pasar y protegerme a mí mismo. A pesar que les rogué que me ayudaran, me obligaron a intentar atravesar el nivel yo sólo, mientras se desternillaban de risa del otro lado. Hice ragequit esa vez.

La última es posiblemente la más idiota de todas las que vivimos en esas siete horas de trolleo intenso. Casi al final del juego, cuando ya nos habíamos acostumbrado a nuestros personajes por completo, apreté por accidente el botón que solicitaba un cambio de personaje. Uno de ellos lo aceptó, y tuve que pasar un complicado rompecabezas de agilidad con el guerrero, el que menos movilidad tenía de todos. Mis amigos son unos grandísimos hijos de Trine.

Diversión asegurada para todos los bastardos

Trine 2 / Frozenbite

Los amigos son aquella familia que tú mismo escoges, dice el dicho. Nunca pensé que mis decisiones fueran tan insanas y malas como para elegir a ese par de desgraciados como mis más leales compañeros de juego. Pero mentiría si dijera que, a pesar de haber producido más bilis en esas seis horas que nos tomó pasar el juego principal, no pasé algunas de las horas más divertidas de mi vida gracias a sus payasadas. Además, siendo honestos, debo de admitir algo: fue inmensamente divertido cuando averigüe que podía utilizar mis objetos para empujarlos por el vacío. El karma es una damisela peligrosa.

Año: 2013
Estudio: Frozenbite
Tipo de Contenido: Reseña
Plataformas: PC, iOS, Linux, PS3, PS4, Xbox360, WiiU, Android
http://trine2.com/site/

Post Author: Kelma Tal Qamar

Periodista de profesión, novelista por vocación, gamer por pasión. Hijo de los RTS y los MMORPG’s, acostumbro tomarme las cosas con calma y trabajar solo contra el mundo. Tank y support son mis especialidades. Soy Kelma, soy un gamer, y como ustedes y mis compañeros, soy Amissum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *